El turismo en Barcelona resiste con buenos datos

El turismo en Barcelona resiste con buenos datos

¿Cómo afectó el 17-A al turismo en Barcelona? Esa es una de la preguntas que se hacen muchos expertos de la ciudad y de otros muchos rincones del mundo. Y la respuesta no es fácil de hallar, pues hay muchos factores que entran en juego en el cálculo final. No obstante, se puede decir que ha sido un impacto relativo y no demoledor, una prueba de que la Ciudad Condal es un destino totalmente consolidado, muy diversificado y que su éxito no se debe a modas pasajeras. A continuación ofrecemos algunos datos y algunas valoraciones al respecto.

Datos del turismo en Barcelona

Como es de esperar, el lógico shock de un suceso de este tipo lleva a muchas personas a cancelar sus vacaciones. Pero lo cierto es que ese efecto sobre el turismo de Barcelona quedó bastante acotado al fin de semana siguiente (recordemos que el 17 de agosto fue jueves). Así lo reconoció, por ejemplo, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital de España, Álvaro Nadal, que habló de un “descenso tremendo” de las reservas internacionales de vuelos hacia la Ciudad Condal.

Pero superado ese shock inicial, cabe hablar de cierta desaceleración sobre datos ya de por sí positivos. Según estimaciones del mencionado ministerio, el 16-A el ritmo de crecimiento de reservas de vuelos internacionales era del 10% en comparación al año anterior, y superada la semana posterior al 17-A, ese ritmo de crecimiento se situó en torno al 7%. Por tanto, la ciudad sigue recibiendo más turistas que 2016, a pesar de todo. De hecho, desde el consorcio Turisme de Barcelona indican que las cancelaciones en el turismo de Barcelona han sido “menores”.

Es cierto que para recuperar la senda de la normalidad hubo que tomar decisiones compensatorias dentro de los diferentes de crisis de las compañías del sector. Por ejemplo, como reconoció Michael O’Leary, consejero delegado de Ryanair, se bajaron los precios de los billetes hasta un 7% para contener las eventuales cancelaciones.

Comparación con otras ciudades en la misma situación

Pero la mejor forma de saber si el turismo de Barcelona ha reaccionado bien tras el 17-A es comparándolo con otras ciudades importantes en este sector y que han sufrido situaciones parecidas. Por ejemplo, París: en la capital francesa, la situación fue mucho más delicada, pues además del 13-N, cada cierto tiempo saltan a las noticias otros episodios de tensión, lo que ha provocado que en 2016 la ciudad perdiera unos 1,6 millones de turistas, según algunos informes. Los datos parecen avalar también caídas en otras ciudades, como Londres, aunque no tan acusadas como en París.

Por tanto, esto nos hace ver que el turismo en Barcelona, que representa en torno al 15% de su PIB, ha resistido más que bien desde el mes de agosto. No obstante, el análisis de datos no puede centrarse solo en el 17-A y también debe tener en cuenta otros factores (climáticos, políticos, etc.), como ocurre en el caso de Londres, que ha visto fluctuar ligeramente sus datos por el valor de la libra esterlina.

El turismo, sector floreciente de la ciudad

Queda claro pues que el turismo sigue siendo una gran oportunidad de futuro para todas las personas que decidan encarar su carrera laboral hacia él. Es por ello que en Mediterrani ofrecemos un grado en turismo que cubrirá todas tus necesidades para desenvolverte en este sector.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *