Las claves del marketing hotelero

Las claves del marketing hotelero

El marketing hotelero actual es una labor de gran complejidad, que combina acciones online y offline, con metodología tradicional y herramientas informáticas avanzadas al mismo tiempo. Y todo está influido por el contexto de cada hotel: su ubicación, su categoría, sus clientes… Por ello, no hay una varita mágica para saber exactamente qué debe hacer un establecimiento hotelero para alcanzar el éxito. Pero sí hay algunas claves que todos, en mayor o menor medida, deben conocer y deben saber aplicar.

En el grado en turismo de Mediterrani aprenderás todo lo necesario para gestionar el marketing hotelero con éxito, pero en este artículo consideraremos algunas de las principales cosas a tener en cuenta. Vamos con ello.

La propia página web, la base de todo

La propia página web debe ser la base sobre la que gire cualquier estrategia de marketing hotelero, a pesar de que muchas reservas se completen íntegramente por las OTAs, como veremos más abajo. Debe ser atractiva, usable, con capacidad suficiente para absorber picos de tráfico, con material audiovisual… y con otras muchas recomendaciones que no caben en este post. Pero la que sí que cabe es una mención al diseño responsive: la web debe estar perfectamente operativa en cualquier dispositivo, incluidos smartphones y tablets, pues cada vez son más los usuarios que hacen sus reservas por esta vía.

El motor de reservas y su equilibrio con las OTAs

Dentro de la página web propia hay otro elemento fundamental: el motor de reservas. Es el software informático que permite automatizar las reservas de las habitaciones, indicando disponibilidad y precio según la propia estrategia empresarial. Cierto es que muchas reservas llegan a través de las OTAs (Online Travel Agencies), como Booking o Hotels.com. Pero dado que estas suelen cobrar una comisión por la intermediación, conviene buscar y propiciar un equilibrio entre el motor de reservas propio, que suele estar libre de comisiones (salvo que el proveedor tenga otra política comercial), y las reservas que llegan por las OTAs. Además, es fundamental tener un control centralizado de los perfiles del hotel en las diferentes OTAs, a fin de evitar el temido overbooking por una gestión errónea. Para ello existen los channel managers.

Buenas prácticas en el marketing hotelero

Una vez controlados los tres elementos básicos citados hasta ahora (web propia, motor de reservas y perfiles en las OTAs), lo siguiente es llevar a cabo una serie de buenas prácticas para mejorar la visibilidad y las conversiones. Cada hotel tiene sus propios trucos en función de su contexto, pero la siguiente lista de buenas prácticas seguro que no te penalizarán. ¡Al contrario!

  • Acciones SEM/SEO: elaborar landing pages en función de palabras clave de interés para el hotel (hotel con restaurante en Sabadell, hotel rural en La Alpujarra, etc.), realizar campañas de pay per click y otras muchas acciones.
  • El marketing hotelero en las redes sociales: tu hotel debe estar en las redes sociales, pero ya se ha superado la época del ‘autobombo’, en la que solo se usaban para lanzar ofertas propias. Ahora se debe mostrar un perfil de utilidad para el potencial usuario.
  • Fomentar los comentarios de los clientes, sobre todo cuando hay indicios de que estos son positivos. Está demostrado que los usuarios hacen comparaciones antes de elegir y que los hoteles con buenas puntuaciones y reseñas reciben más reservas.
  • Ventas cruzadas o ‘cross-selling’: durante el proceso de reserva o durante la estancia del propio cliente. El objetivo es añadir al servicio de alojamiento otro de restauración, excursiones, etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *