Agroturismo: ¿Qué es y cómo practicarlo?

Agroturismo: ¿Qué es y cómo practicarlo?

A menudo se utilizan los términos de agroturismo y de turismo rural como sinónimos, aunque no son exactamente equivalentes. En este artículos veremos la diferencia entre ambos, pues nos centraremos en explicar qué es y cómo se practica el agroturismo, un sector en auge en nuestro país.

¿Qué es el agroturismo?

El agroturismo es un tipo de turismo que se desarrolla en el ámbito rural, cuya su idea central es la de poner al visitante en contacto directo con las actividades tradicionales desarrolladas en dicho destino. Normalmente son actividades de ganadería y agricultura, de ahí su término, pero también pueden ser de otro tipo.

Por tanto, se deduce de ello que el agroturismo no tiene como objetivo principal el relax o la desconexión, aunque lógicamente pueden producirse, ya que estos destinos suelen ubicarse en enclaves alejados de la gran ciudad. En cambio, el objetivo central es el enriquecimiento cultural de los visitantes, quienes suelen ser ‘urbanitas’ que quedan sorprendidos y fascinados con las actividades tradicionales que allí se practican. Y precisamente por ello, es una opción muy valorada por familias con niños, para quienes estos viajes suponen toda una experiencia.

También se trata de una interesante oportunidad para muchos productores del mundo rural, quienes ven en este tipo de turismo una forma de vender mejor sus artículos, de organizar cursos de formación, degustaciones, catas, etc.

Cómo practicar el agroturismo

Para comprender mejor qué es el agroturismo, te mostramos a continuación una lista con las actividades más habituales:

  • Visitas o estancias en granjas, en casas rurales o en instalaciones donde se puede estar en contacto con el ganado. Ordeñar vacas, pasear en pony, esquilar ovejas, recoger huevos o dar de comer a los animales son ejemplos de lo que aquí se puede hacer
  • Cultivar o recolectar en campos agrícolas: labrar la tierra en un tractor, segar o regar un huerto entran dentro de las propuestas
  • Cuidados de un viñedo: sería un subtipo del anterior punto, pero dada su gran difusión y éxito, ha dado lugar a un turismo temático que ya hemos tratado en artículos anteriores, el enoturismo. La vendimia es uno de los planes estrella al respecto
  • Recolección de setas: al igual que el enoturismo, ha desarrollado un tipo de turismo propio, el micológico. En estrecho contacto con la naturaleza
  • Pesca, ya sea fluvial o marítima
  • Fiestas populares ligadas a las actividades tradicionales, a menudo encuadradas en las denominadas ‘ferias medievales’

Hay muchos ejemplos de promotores privados que han apostado por ello y que se podrían citar aquí. Y de la misma manera, existen numerosas iniciativas institucionales relacionadas con este ámbito, como el museo micológico de Priego de Córdoba, la fiesta del pastor en los Lagos de Covadonga o la web Agroturisme.cat de la Unió de Pagesos de Catalunya.

Dado el auge del agroturismo, en Mediterrani lo abordamos en diferentes asignaturas del Grado en Turismo, especialmente en las que analizan la relación entre turismo y naturaleza, como ocurre en Turismo y Medio Ambiente. Pero también lo hacemos en otras materias que tratan las peculiaridades de los diferentes tipos de turismo, como Gestión de Productos y Recursos Turísticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *