¿Cómo aprobar un examen?

¿Cómo aprobar un examen?

Si te interesa saber cómo aprobar un examen, debes saber que todo depende de ti y de nada más. No hay fórmulas milagrosas ni varitas mágicas: solo vale el esfuerzo y el autocontrol. Y como ayuda, aquí te damos 5 claves acerca de cómo estudiar para un examen en general y para los de la Escola Mediterrani en particular. Buena suerte… aunque si sigues las siguientes recomendaciones, ese no será un factor decisivo.

1. Estudiar

No por obvia debemos olvidarla: para aprobar una evaluación es fundamental ir bien preparado a la prueba. Por tanto, la siguiente pregunta es casi obligada: ¿cómo estudiar para un examen? En realidad, la respuesta es bastante subjetiva, pues cada estudiante se siente mejor con una técnica u otra: elaboración de esquemas, subrayado, transcripción de apuntes, etc. Pero elijas un método u otro, habrá siempre una parte de memorización de datos y otra de comprensión global de la lección, que te permitirá explicar el tema con tus propias palabras en el momento del examen. Y evita distracciones como la TV o el móvil, pues te harán perder la concentración.

2. Hacer exámenes similares antes del día D

Salvo raras excepciones, el profesor indicará cómo será el examen: número de preguntas, tipo de respuesta (desarrollo, test, cumplimentación de frases, etc.). Lo ideal en este caso sería disponer de pruebas realizadas en años anteriores o modelos similares al del día del examen. De esa manera, podrás dominar aspectos como el tiempo que debes dedicar a cada parte, la extensión, etc.

3. Leer y releer el día del examen

Llegado el momento de la verdad, la primera regla básica sobre cómo aprobar un examen es leer y releer bien los enunciados de las preguntas. Con calma, varias veces y asegurándote de que has comprendido bien lo que se te pide. Y si necesitas preguntar al examinador sobre alguna cuestión de la prueba, no dudes en hacerlo.

4. Hacer un borrador en sucio

Si el examinador te lo permite, hazte con hojas en blanco para hacer tu borrador en sucio: puedes hacer un esquema con la estructura que has de seguir en una prueba de desarrollo. Y si es un examen tipo test, podrás anotar las respuestas en una hoja aparte para contabilizar cuáles son las de acierto seguro, las dudosas, las que debes dejar en blanco para evitar penalizaciones…

5. Revisar lo escrito y la presentación

Al igual que debías leer y releer los enunciados, algo parecido hay que hacer al final y con tus propias respuestas. Solo así se detectan eventuales errores de ortografía, erratas, redundancias, etc. Si algo de eso ocurre y lo has detectado, corrígelo antes de entregar tu prueba. Y si la presentación de la prueba no es la más adecuada, cámbiala por otra de mejor aspecto.

Si por desgracia estos consejos sobre cómo aprobar un examen ya llegan tarde y la calificación de tu prueba ha sido un insuficiente por poco, aún te queda la opción de acudir a la revisión y tratar de convencer al examinador con razones y argumentos de que te mereces el aprobado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *