Claves para una comunicación interna de empresa exitosa

Claves para una comunicación interna de empresa exitosa

Aunque la comunicación interna de una empresa no genera ventas directas, se trata de un factor de gran importancia, puesto que está muy relacionada con el buen funcionamiento de la compañía. Por ello, hoy en Mediterrani queremos explicarte las ventajas de ocuparse de ella y, sobre todo, las claves que debes seguir para alcanzar el éxito en esta materia.

Por qué ocuparse de la comunicación interna de una empresa

Destinar recursos a la comunicación interna de una empresa es una estrategia llena de ventajas. En primer lugar, porque genera mayor confianza entre los trabajadores y, con ello, aumenta su involucración y su sentido de pertenencia.

Esto lleva a otra de las ventajas: la mejor resolución de los problemas. Solo quienes están verdaderamente implicados en un proyecto y tienen confianza en él luchan por revertir las situaciones desfavorables. Y lo harán de una forma proactiva y positiva, puesto que entenderán que el beneficio de la empresa es el suyo propio. Por tanto, es la base para una correcta gestión de crisis.

Además, una buena comunicación interna ayudará a desarrollar un funcionamiento más eficiente del conjunto de la empresa. Todas las piezas del engranaje de la compañía estarán adecuadamente interconectadas entre sí, permitiendo que todos los miembros de la plantilla sepan cuál es su cometido en cada momento y cuáles son los resultados de su labor.

Algunas claves de una exitosa comunicación interna

La base de una comunicación interna exitosa es la planificación. Una estrategia detallada debe englobar cuestiones de base como la identidad de la marca, que todos los empleados deben conocer y asumir, o el tamaño de la propia compañía. Esto último es importante, puesto que lo que puede funcionar en una pyme puede no hacerlo en una gran empresa. Por ejemplo, en una pequeña empresa familiar puede ser suficiente una reunión semanal y un chat común para comunicaciones rápidas, pero en una gran compañía serán necesarios buzones de sugerencias, publicaciones escritas, Intranet, etc.

Otra de las claves en la comunicación interna de una empresa es la designación de personal dedicado a ella. Puede ser un departamento entero, si la compañía es grande, o bien un empleado específico si la empresa es pequeña, pudiendo compaginar estas funciones con otras. Pero lo importante es que haya alguien ocupado y preocupado por que la comunicación interna fluya correctamente.

Fomentar la colaboración también es fundamental. En este sentido, lo más básico es que se produzca un feedback efectivo: que los propios empleados puedan comunicar a los responsables de la empresa sus inquietudes, quejas, sugerencias, felicitaciones, etc.

No menos importante es que haya transparencia a la inversa, es decir, desde las instancias superiores de la compañía. Aunque es evidente que hay cuestiones confidenciales que no se pueden tratar abiertamente, sí es necesario que los mensajes con dirección ‘desde arriba hacia abajo’ sean sinceros y transparentes. Y también claros y sencillos, para evitar equívocos.

Por último, se puede recurrir a la tecnología y a los nuevos medios como ayudas a la comunicación interna de una empresa. Desde contenidos multimedia para ganar efectividad e impacto hasta aplicaciones de móvil exclusivas o adaptadas para una mayor fluidez en los mensajes.

Estas y otras muchas cuestiones son cada año tratadas en nuestro Grado en Marketing, con un bloque específico para asignaturas de comunicación, así como optativas relacionadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *