Estudiar turismo: las compañías low cost

Estudiar turismo no sólo implica aprender a gestionar la llegada de turistas sino que para hacerlo hay que detectar las tendencias entre las cuales se mueven. Un claro ejemplo de ello es el auge del low cost al que se han tenido que adaptar muchas aerolíneas, hecho que ha abaratado mucho el coste de volar y que ha permitido el acceso a la movilidad internacional a gran parte de la población.

estudiar turismo

De hecho, se ha llegado a tal extremo que cuando Vueling trabajaba en el proyecto de editar una revista corporativa para distribuirla entre sus pasajeros, Ling, llevó a cabo un estudio sobre cómo los 185 gramos de cada uno de los ejemplares repartidos entre los pasajeros afectaría los costos de cada vuelo.

A nivel catalán, Easyjet y Ryanair fueron las dos primeras compañías aéreas de bajo coste y ambas han sido paradigma de este modelo de negocio en Europa. Los que estudian turismo saben bien que la expansión del low cost se basó en varios factores:

– En primer lugar, la apuesta por aeropuertos secundarios (ej. Ryanair en Girona) o bien por aeropuertos centrales en horarios de baja demanda y, por tanto, con tarifas de operación reducidas.

– Por otra parte, la reducción de costes fijos y servicios: sueldos bajos, trayectos cortos que ayudan a ahorrar en mantenimiento y evitan noches de hotel de la tripulación, no se ofrece comida gratuita a los pasajeros, etc.

– Finalmente, otro de los factores que ha jugado un papel clave en la bajada de los costes es la distribución a través de Internet, así como la opción de check-in online, que ha permitido reducir los costes de personal para la gestión.

Estudiar turismo, pues, implica estar al día de todos estos cambios que han sido muy positivos para el turista de clase media pero que también tienen repercusiones negativas. Muchas compañías de bandera se han visto obligadas a cerrar y se promueve un tipo de turismo que no siempre interesa a las ciudades o países en cuestión.

Por otra parte, estudiar turismo significa que, más allá de los vuelos de bajo coste, hay que empezar a estar alerta a las nuevas alternativas que los turistas encuentran para ahorrar dinero: intercambio de casas, alquiler de apartamentos, couchsurfing, etc.

Si tienes claro que este es tu mundo, no dudes más y ¡ven a estudiar turismo a EU Mediterrani!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *