Evolución del turismo en Barcelona

Evolución del turismo en Barcelona

Que el turismo en Barcelona está de moda nadie lo pone en duda. Y lo demuestran las actuales cifras de visitantes que, como veremos, están en sus mayores cotas históricas. Pero este éxito es aún más evidente si nos fijamos en la evolución de turistas que ha experimentado la ciudad en las últimas dos décadas: un crecimiento que ha multiplicado por tres el número de personas que visitan la capital catalana. En este artículo hacemos un repaso a los números y a los retos de futuro a los que se enfrenta a la ciudad, entre los que está mejorar la formación de los profesionales del sector turístico en Barcelona con estudios como el grado en turismo.

Punto de partida y situación actual del turismo en Barcelona

Para poder valorar correctamente la evolución del turismo en Barcelona es necesario tomar un punto de partida. En este caso, el año 1993, momento de creación del consorcio Turisme de Barcelona, precisamente un año después del gran hito reciente de la ciudad: los Juegos Olímpicos de 1992. Según esta institución, ese año el número de turistas fue de 2,45 millones, de los cuales 1,5 millones fueron extranjeros. La tasa de ocupación hotelera fue del 54%.

Pues bien, algo más de 20 años después, la cifra actual es de 8,3 millones de turistas, de los cuales 6,6 millones son internacionales. La ocupación hotelera está ahora en torno al 80%. Por tanto, se puede deducir que el aumento es exponencial, especialmente en lo relacionado a los turistas extranjeros. La ocupación también ha aumentado considerablemente, para lo cual ha habido que aumentar la planta hotelera de la ciudad, a lo que se ha sumado la proliferación de apartamentos turísticos.

El gran tirón de Barcelona se encuentra en sus atractivos culturales y monumentales, pero también en su carácter costero, lo que ha situado a la ciudad condal como destino vacacional y de ‘short breaks’. Además, es ya una etapa habitual para los cruceros, que desde 1993 han traído a más de 25 millones de personas. Los congresos, a su vez, mantienen una buena salud y han ayudado a diversificar los visitantes.

Retos del futuro

Los retos para el futuro son muchos y de muy diferente naturaleza. No obstante, nos animamos a destacar tres:

  • Mejorar la cualificación de los profesionales del sector, para lo cual EU Mediterrani está totalmente comprometido. Mención especial merece el dominio de los idiomas que, debido al gran volumen de turistas extranjeros, se ha convertido en fundamental.
  • Profundizar en la diversificación de la oferta: a mayor diversificación, mayores oportunidades de prosperidad para la ciudad y sus ciudadanos, especialmente si mejora la calidad del turista, expresado en el gasto por turista y su respeto por el entorno.
  • Conciliar el éxito de visitantes con la calidad de vida de los barceloneses para que estos no consideren la actividad turística como una molestia. En este punto hay a su vez otros muchos retos, como regular más adecuadamente los alojamientos turísticos y potenciar las buenas prácticas de los turistas durante sus días de visita.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *