Grado en marketing: Empezar como Start-up y consolidarse como empresa

grado-en-marketing

Desde el grado en marketing incitamos a los jóvenes para realizar sus proyectos.

Hoy en día empezar una empresa en Internet en sus inicios es una opción económica y fácil. Para que este negocio se consolide se necesita un buen plan y clientes. Los primeros cinco años van a ser cruciales para poder tener una idea de qué futuro puede tener nuestro proyecto y en el grado en marketing de Mediterrani lo analizamos a fondo.

Para empezar, de cada cien nuevas pequeñas y medianas empresas que nacen sólo cincuenta superan estos cinco años. En el caso de las empresas tecnológicas las cifras se reducen al 1%.

Algunos expertos del Instituto Nacional de Estadística ven que hay un problema identificado que se repite. Los jóvenes emprendedores tienen prisa en generar muchos beneficios los primeros años y no son precavidos. Posteriormente no les queda dinero para seguir invirtiendo.

El concepto de start-up se ha creado para designar aquellas empresas recién sacadas del horno. Al cabo de 5 años de estar vigentes se convierten en pymes, una vez validada la viabilidad.

Des de el grado en marketing recomendamos estudiar esta viabilidad. Por ejemplo hay gente que recomienda inspirarse en ideas que están funcionando ya en Estados Unidos. También escoger servicios que se necesitan pero que no existen en España, probar, hacer prototipos, hablar con gente, contrastar opiniones. Lo importante es testar los mercados antes de penetrar.

Finalmente, si al cabo de dos años la cosa no funciona se recomienda cerrar el negocio.

Investigar en mercados exteriores es imprescindible si queremos invertir poco en el crecimiento de nuestro negocio. Trivago, un comparador de turismo y viajes nació en Alemania y ahora está por todo el mundo.

Hay una fórmula con un coste bajo para la internacionalización y es usada frecuentemente en múltiples start ups. La idea se basa en contratar a alguien nativo del mercado dónde se quiere participar y que trabaje mano a mano con el equipo. Sólo se invierte en darle un sueldo y el resto está hecho.

Esta estrategia la vemos en el grado en marketing por las posibilidades de movilización de los estudiantes.

Poco a poco se escalan posiciones y se ganan países como clientes potenciales.

Estas empresas acaban atrayendo talentos y la gente confía en su fuerza y poder. Su capacidad de crecimiento es increíble y se saben adaptar a las circunstancias.

Con estas instrucciones queremos animar a los estudiantes del grado en marketing para participar en diferentes ideas y proyectos ya que en la era digital no hay límites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *