La escuela de turismo estudia el modelo de Barcelona

Hoy, en la escuela de turismo EU.Mediterrani nos hacemos eco de la carta abierta que publicaba Raimon Martínez Fraile a 02B hace pocos días. Habla sobre el modelo de turismo que se está impulsando en Barcelona y como y de donde salen las inversiones que se hacen en promoción turística. Lo consideramos una información de interés para todo estudiante de una escuela de turismo y por eso os lo hacemos llegar.

estudiar turismo

En el ámbito del turismo no sólo se venden servicios, también se venden productos, tal como explicamos en nuestra escuela de turismo. En el caso de Barcelona el producto que se está vendiendo es la ciudad entera. En este afán por promocionar todo se difumina el producto y uno de los riesgos principales es que, al final, no se promocione nada. Prueba de ello es Madrid, que lleva siguiendo este modelo desde hace unos veinte años y no le ha acabado de funcionar. Barcelona parece ir por el mismo camino.

La otra propuesta que se está valorando en la cámara de comercio de Barcelona es doblar las tasas para llegar a los 250m € recaudados. De esta manera se podría invertir esa inmensa cantidad en la promoción de la ciudad condal. Los principales puntos débiles de esta propuesta son, por un lado, el olvido que reciben las poblaciones comarcales y regionales en inversiones y, por otro, que supone un incremento muy grande que ni Barcelona necesita ni es seguro que los inversores no estén dispuestos a asumir. Queda por ver, por tanto, cómo funcionará en los próximos años.

Desde la escuela de turismo EU Mediterrani queremos hacer notar a nuestros lectores que la mejor manera de promocionar un producto, Barcelona en este caso, es identificando los factores que la hacen especial y que aportan valor al turista: reforzarlos, promocionarlos y mimarlos. Por tanto, en vez de querer promocionar Barcelona como un todo deberían centrarse esfuerzos en mejorar aquellas áreas que funcionan pero están en riesgo. Un buen ejemplo son las Ramblas. Esta avenida tan característica de Barcelona ha perdido toda su autenticidad, los barceloneses evitan r tanto como pueden poner los pies en ella, los artistas casi han desaparecido y las tiendas de souvenirs venden sombreros mexicanos. Ha llegado a un punto en que casi ha perdido el atractivo turístico, como decíamos, hay que mimar, cuidar lo que da carácter a la ciudad y la hace especial. Y lo más importante, no sólo los turistas, sino también por sus habitantes ya que, al fin y al cabo, son los mejores embajadores de Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *