La tasa turística desde la universidad de turismo

La aplicación de la llamada tasa turística fue aprobada por la Generalitat en marzo de 2012, pese a la oposición del sector empresarial. Se trata de una estrategia para recaudar fondos que se repartirán posteriormente entre los ayuntamientos y la Generalitat para promocionar y mejorar las infraestructuras turísticas del país, lo que repercute directamente el futuro de los estudiantes de la universidad de turismo.

Desde la universidad de turismo, a raíz de la polémica, hemos ido haciendo un seguimiento de la aplicación de esta iniciativa para generar recursos. Veamos los resultados.

universidad de turismo

La tasa oscila entre los 0,45€ y los 2,22€ por persona y noche en función del tipo de establecimiento y su localización (Barcelona ciudad dispone de los precios más elevados, mientras que en el resto de Cataluña son una algo inferiores).

Desde la universidad de turismo se consideró una buena alternativa la aplicación del impuesto a partir del 1 de noviembre, dejando pasar el verano de 2012 después de la presión por parte del sector hotelero, consciente de la repercusión negativa que la tasa podía conllevar al negocio. Este año, pues, ha sido el primer verano en que la tasa estaba vigente.

En un primer momento, las previsiones del Gobierno catalán contemplaban recaudar 100 millones con la tasa. Pero al poco tiempo la universidad de turismo y el sector turístico tuvieron que hacer frente a una revisión a la baja que redujo la cifra a la mitad.

Finalmente, la cifra ha quedado en 40 millones dando gran importancia al turismo de verano. Cataluña cuenta con prácticamente un millón de plazas turísticas en hoteles, apartamentos, casas rurales y campings. Así pues, según la universidad de turismo, parece ser que hay capacidad suficiente para que el impuesto sobre la estancia en estos establecimientos llegue alcanzar las perspectivas iniciales en un futuro.

En la Universidad de Turismo EU Mediterrani pensamos que se trata de una iniciativa que está funcionando bastante bien, ya que los turistas no se han quejado ante la nueva imposición y los hoteleros han quedado contentos. Además, permitirá una fuerte inversión en la mejora del turismo del territorio catalán, uno de los sectores con más potencial para salir de la crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *