Los tipos de alojamiento turístico que exiten y sus características

Los tipos de alojamiento turístico que exiten y sus características

Los tipos de alojamiento turístico son muy variados. De hecho, no existe una clasificación unánime, puesto que cada Comunidad Autónoma emplea una diferente en su ley turística de referencia. Por ello, y aunque no se corresponda literalmente con lo que se explica a fondo en asignaturas como Grado Superior en Gestión de Alojamientos turísticos en este artículo hacemos un somero repaso a las principales categorías

Tipos de alojamiento en ciudades y grandes destinos turísticos

Aunque no son exclusivos de las ciudades y de los destinos de sol y playa, los siguientes tipos de alojamiento son las opciones predominantes en estos ambientes. En primer lugar, el hotel, con sus diferentes variantes (hostal, pensión) según los servicios que ofrece, el grado de ocupación del edificio y otros criterios. Ofrecen una habitación con baño en la misma estancia o en la planta, así como un servicio de recepción para los clientes.

Los apartahoteles son otra de las modalidades de gran arraigo. Se caracterizan por tener una cocina y sala de estar en la habitación privada en la que se alojan en los huéspedes. Además, disponen de recepción y a veces otros servicios propios de un hotel: parking, lavandería, etc.

Conviene no confundir los apartahoteles con las viviendas vacacionales: este tipo de alojamiento, por lo general, apartamentos turísticos, con gran implantación en zonas de costa. Tienen habitaciones, salón, cocina, baño y terraza, en régimen de alquiler por semanas o varios meses, a menudo en urbanizaciones con áreas comunes como piscina o pistas de pádel.

Los albergues juveniles, por su parte, son tipos de alojamiento de bajo coste donde las habitaciones son compartidas con otros huéspedes con los que el cliente puede no tener relación. Además, en estos tipos de alojamiento suelen haber zonas de uso compartido, como cocinas y salones, donde son los usuarios quienes cocinan, limpian lo usado, etc. Algunas variantes de estos albergues son los albergues de peregrinos, en rutas como el Camino de Santiago, o los Bed&Breakfast.

Tipos de alojamiento relacionados con el mundo rural

Aunque nada impide que existan hoteles, apartahoteles y albergues en entornos rurales, lo cierto es que aquí aparecen a menudo otros tipos de alojamiento. Por ejemplo, las casas rurales, ofertadas por habitación (alojamientos rurales) o al completo para grupos grandes. Suelen ser construcciones de arquitectura tradicional rehabilitadas para esta nueva función. Cuando su régimen es de alojamiento por habitaciones, suele haber una recepción o unos servicios mínimos ofrecidos por los gestores de la casa rural, como el desayuno.

Por otro lado, los campings son también tipos de alojamiento habituales en entornos naturales. Y dentro de los campings, las modalidades de alojamiento son variadas: zonas de acampada libre para tiendas, zonas de parcela para tiendas, caravanas o autocaravanas y bungalows.

Nuevos tipos de alojamiento

Internet y el creciente desarrollo del turismo en las grandes ciudades ha originado nuevos tipos de alojamiento, a menudo llamados P2P (de persona a persona). Por medio de portales web de referencia, los propietarios de viviendas las ofrecen en régimen de alquiler por días a otros turistas, lo cual está generando un debate sobre su impacto en las ciudades y en las comunidades de vecinos. Una fórmula similar es la del intercambio o couchsurfing, en la que los huéspedes se alojan de forma gratuita en casas a cambio de que éstos, en sus lugares de origen, hagan lo mismo con otros usuarios.

Por todo ello, este sector está en constante evolución y a la espera de una regulación normativa satisfactoria para todas las partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *