Qué es B2B y B2C en marketing: diferencias y similitudes

Qué es B2B y B2C en marketing: diferencias y similitudes

Saber qué es el B2B y el B2C es una cuestión fundamental en el mundo del marketing. Y por ello lo abordamos en el Grado en Marketing de EU Mediterrani, tanto en las asignaturas básicas de los primeros cursos como en otras más específicas relacionadas con la conducta de compra de un cliente particular o una entidad. En este post tratamos de contarte brevemente en qué consisten ambos conceptos y cuáles son sus diferencias y similitudes.

Qué es B2B y B2C

Para entender qué es B2B y B2C, tenemos que recurrir al inglés, como es habitual en el mundo del marketing, pues son siglas de ese idioma. B2B significa Business-to-Business, es decir, Negocio-a-Negocio. Por su parte, B2C quiere decir Business-to-Consumer, es decir, Negocio-a-Consumidor.

Por tanto, en el primer caso (B2B) el cliente potencial de un negocio es otro negocio, por lo que el primero tiene la consideración de proveedor. Un ejemplo de esta relación comercial sería la que se produce entre un fabricante y una empresa distribuidora. También se encuadra en este concepto la relación entre una empresa distribuidora y un comercio minorista.

En cambio, en el segundo caso (B2C), el cliente potencial de un negocio es el consumidor final, es decir, alguien que compra dicho producto o servicio para hacer uso de él, sin intención de re-venderlo. Un ejemplo de ello podría ser la relación entre el mencionado comercio minorista y una persona que adquiere allí productos para sí mismo.

Diferencias y similitudes entre el B2B y B2C

La principal similitud entre una relación y otra es el deseo de vender, es decir, de ser elegido como la mejor opción entre las varias que se le presentan al cliente. Y para que esto ocurra, una estrategia que debería primar en ambos casos es la calidad para que dicha elección sea la más natural posible. En este post te explicamos qué es el inbound marketing, que representa esta estrategia basada en la calidad y que se puede aplicar tanto a la B como a la C de este término.

Por otro lado, al explicar qué es el B2B y el B2C, se entiende implícitamente cuál es la diferencia principal: el tipo de cliente. Pero esto nos lleva a otras cuestiones más sutiles, que se abordan de manera diferente según se adopte un punto de vista u otro. Estas son tres de las diferencias:

  • La forma de compra del cliente: si el cliente es una empresa, la decisión de compra es más racional y compleja, pero si es un cliente particular y final, dicha decisión suele tener un carácter más impulsivo.
  • La forma de convencer al cliente: en el B2B, el enfoque es más profundo y detallado en cuanto a la información sobre el funcionamiento y las ventajas, mientras que en el B2C se opta por un enfoque más emocional.
  • Los medios de promoción y publicidad: en el B2B, tienen mayor cabida las visitas comerciales y la relación fluida entre proveedor y cliente, mientras que en el B2C se opta por la publicidad en medios y canales relacionados con el consumidor final.

Y recuerda que estas son sólo algunas claves básicas, pero en las asignaturas de nuestro Grado en Marketing conocerás más a fondo qué es el B2B y el B2C. ¡Anímate a cursarlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *