Qué es el Neuromarketing y cómo integrarlo en tus estrategias de negocio

Qué es el Neuromarketing y cómo integrarlo en tus estrategias de negocio

Son muchos los que se preguntan qué es el neuromarketing, un término que va teniendo cada vez más presencia en el sector del marketing, a pesar de que su desarrollo es relativamente reciente. A continuación te explicamos de qué se trata este conjunto de técnicas de mercadotecnia que, para algunos, revolucionará la relación entre marcas y potenciales clientes.

Qué es el neuromarketing: la neurociencia aplicada al marketing

El neuromarketing es un conjunto de técnicas de mercadotecnia que se basa en la neurociencia, es decir, el estudio del funcionamiento de nuestro sistema nervioso. Por tanto, se trata de la aplicación de dicha parcela científica al ‘arte’ de comercializar productos y servicios.

Puede resultar muy útil para definir un target ideal en una determinada campaña o para estudiar la reacción de la audiencia a un determinado mensaje. Algunos análisis neurocientíficos que se pueden utilizar en este sentido son la medición del ritmo cardíaco o el rastreo de los movimientos oculares, entre otros. Con ello se puede saber si el receptor del mensaje siente excitación ante un anuncio o si centra su mirada y, por tanto su atención, en determinadas zonas de una imagen.

Pese a ser una disciplina reciente y en despegue, cuenta ya con una asociación española, AENENE, para promocionar su difusión. Además, tiene su propio laboratorio experimental, que ofrece a terceros para realizar análisis neurocientíficos. De hecho, aunque en este post explicamos qué es el neuromarketing, en realidad hay otras muchas variantes basadas en la neurociencia, como la neuropolítica y el neuroturismo.

Cómo integrarlo en una estrategia de marketing

Una vez entendido qué es el neuromarketing, conviene apuntar algunas formas de integrar esta disciplina en una estrategia de marketing. Y esto se trata de algo complicado a nivel práctico, pues lo ideal sería realizar investigaciones ad hoc con respecto a una determinada campaña o compañía, con el fin de encontrar su buyer persona. Sin embargo, esto entraña unos costes elevados, por lo que la alternativa para empresas que no pueden permitírselo es aplicar conclusiones generales a la propia estrategia de marketing. Por tanto, es importante estar al tanto de los nuevos manuales y de las últimas investigaciones.

Y las conclusiones más interesantes de estos estudios son las que explican los aspectos más instintivos y emocionales del consumidor, los que surgen de manera espontánea e inconsciente, y que precisamente por ello son más puros.

Hay tres parcelas en las que el neuromarketing tiene gran potencial:

  • Los mensajes publicitarios: el neuromarketing y, en este caso, la neuropublicidad, son capaces de descubrir qué recursos son más efectivos, tanto en la forma como en el fondo. Colores, imágenes, terminología, repeticiones, etc.
  • Las compras impulsivas: no confundir este concepto con el de ‘compras compulsivas’, que puede implicar un problema patológico. Por impulsivas se entienden esas pequeñas adquisiciones complementarias que, instintivamente, se pueden añadir al final de un proceso de compra o en la línea de cajas de un establecimiento. El comprador no las había considerado una necesidad, pero con determinadas técnicas puede cambiar su parecer y proceder con dichas compras
  • La identificación con la marca: es decir, las técnicas que provoquen que un determinado eslogan, logotipo u otro elemento del marketing conecte positivamente con el sistema nervioso del cliente. Y eso sería lo ideal para una marca, pues es la antesala de la fidelización

En nuestro Grado en Marketing te explicaremos a fondo qué es el neuromarketing, pues damos gran importancia análisis del comprador y a los factores que motivan sus decisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *