¿Qué es el turismo gastronómico?

¿Qué es el turismo gastronómico?

Hace tiempo que el turismo gastronómico es ya una realidad. Y más aún en nuestro país, que puede sentirse orgulloso de la calidad y variedad de sus productos y recetas. Por ello, en este post de blog, nos ocupamos de esta tipología de viaje que a buen seguro seguirá creciendo en los próximos años.

Qué es el turismo gastronómico

El turismo gastronómico es aquella tipología de viaje en la que su objetivo principal es probar y disfrutar de los alimentos típicos de una región o de sus propuestas culinarias originales y específicas. Puede ser estacional, por ejemplo en torno a la recolección de un alimento específico o a la celebración de festivales temáticos, o bien permanente, para acudir a restaurantes de renombre situados en una ciudad o destino concretos.

Se trata de un tipo de turismo muy promovido por todas las instituciones, pues implica importantes ventajas:

  • Suele llevarse a cabo por un turista de poder adquisitivo medio-alto, lo que implica un mayor gasto por persona en el destino
  • Cualquier ciudad o región puede promover el turismo gastronómico. Es decir, no es necesario que dicho destino posea atractivos monumentales o paisajísticos. No cabe duda de que ello ayuda, pero basta con que todos los profesionales del sector demuestran su buen hacer para colmar las expectativas del turista
  • Es un tipo de turismo que crea numerosos puestos de trabajo, tanto directos como indirectos. Por supuesto, los destinos basados en el turismo gastronómico requerirán de las empresas y los profesionales imprescindibles, como hoteles, compañías de transporte, agencias de receptivo y sus correspondientes empleados. Pero otras piezas básicas que también hacen mover el engranaje de este turismo son, por ejemplo, los restaurantes y haciendas locales, que necesitan en sus plantillas de cocineros, camareros, agricultores, ganaderos, viticultores, etc.

Casos de éxito y fracaso del sector

El turismo gastronómico está plagado de casos de éxito. En España, sin duda, un espejo en el que mirarse es el País Vasco, región con una amplísima tradición gastronómica, que se aprecia en el gran número de bodegas en comarcas como la Rioja Alavesa o de restaurantes de prestigio internacional, como Arzak, Kokotxa o Andrea Mari. La cercanía de Francia, gran mercado emisor de turistas amantes y entendidos de la gastronomía, aporta un inestimable empuje al sector.

Los restaurantes de referencia en este sentido son generalmente galardonados con Estrellas Michelin, los Óscar de la gastronomía, lo que suele llevar aparejado un menú medio de precio alto. Sin embargo, mucha demanda y precios altos no siempre son sinónimo de rentabilidad económica, como han demostrado algunos cierres en los últimos años, como ocurrió con El Bulli de Ferrán Adriá, quien en cualquier caso se mantiene como un precursor en el sector.

Estos y otros éxitos y fracasos demuestran a las claras la necesidad de contar con una sólida base de formación a la hora de emprender o trabajar en este sector. Por ello, en el Grado en Turismo y en el Doble Grado en Turismo y Marketing que imparte la escola Mediterrani encontrarás asignaturas que te enseñarán sobre turismo gastronómico en sí (por ejemplo, Gastronomía y enología) como de emprendeduría y gestión de empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *