Tipos de marca que existen en el mercado

Tipos de marca que existen en el mercado

Para muchos expertos, la marca es el verdadero secreto del éxito para una empresa. Y lo es por su capacidad de generar una buena reputación, que al fin y al cabo es la razón por la que un cliente se vuelve fiel en el consumo de un determinado servicio o producto. En estas líneas te explicamos qué tipos de marcas existen y algunos detalles de interés acerca de este concepto.

Tipos de marca, según la OEPM

En España, el organismo que se encarga del registro de una marca es la Oficina Española de Patentes y Marcas. Por tanto, la clasificación que la OEPM realiza es la que tomaremos de referencia. En este sentido, se pueden adoptar dos grandes parámetros para ello:

  • Según su finalidad: aquí, los tipos de marca serían:
    • Individuales: son las que individualizan productos y servicios
    • Colectivas: las que designan productos o servicios de una determinada asociación
    • De garantía: son las que certifican características comunes a determinados productos o servicios, como pueden ser la materia prima o las técnicas tradicionales para su elaboración
  • Según el formato del signo que se protege: muchos son los tipos de marca según este parámetro, pero los más habituales son:
    • Denominativa: designa un grupo de letras, palabras o números, sin ningún tipo de peculiaridades gráficas.
    • Figurativa: palabras, letras, números u otros caracteres que sí tienen un diseño propio y, por tanto, un estilo no estándar en cuanto a grafismo, permitiendo ser reconocidas al instante
    • Según el formato existen otras muchas tipologías, haciendo referencia a la característica principal: sonora (las constituidas por un sonido o combinación de sonidos), tridimensional (para diseños específicos en 3D), de color (para un color específico o combinación de estos, etc.)…

Para qué sirve una marca

No existen todos estos tipos de marca por casualidad, sino por uno o varios objetivos. Uno de los más importantes es el deseo de diferenciación. Al adoptar una marca denominativa, figurativa o de cualquier otro tipo, el cliente reconocerá al instante de quién es el producto, llevándole a tomar una decisión hacia él (compra o desistimiento).

Por otro lado, uno de los objetivos principales de las marcas de garantía es, como sugiere su nombre, garantizar la calidad de dicho producto o servicio, o bien la certificación de una elaboración concreta. De hecho, se trata de algo relativamente habitual en alimentación: carnes, panes, etc.

En otros casos, se puede registrar una marca con fines ‘defensivos’ o de protección. Es decir, una compañía puede hacerlo con la intención de evitar que la competencia se haga con ella, lo que podría provocar una fuga de clientes u otro tipo de perjuicio económico para dicha empresa.

Como ves, el concepto de la marca es mucho más complejo de lo que puede parecer y su elección dista mucho de ser una decisión al azar. Por ello, en nuestro Grado en Marketing lo abordamos en profundidad, concretamente en Desarrollo de productos y marcas del segundo curso. En esta asignatura tratamos cuestiones como la identidad, la imagen, la paridad, las herramientas de creación, la gestión y, por supuesto, los tipos de marca que existen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *