Los tipos de habitaciones de un hotel

Los tipos de habitaciones de un hotel

Los tipos de habitaciones de un hotel son un aspecto tan importante que en buena medida marcan el número de estrellas del establecimiento, aunque también influyen otros servicios como la atención al cliente. En este artículo te explicamos los detalles, tanto desde un punto de vista legal como desde otro más bien comercial.

Tipos de habitación de un hotel, según la ley

El auge y debate sobre los pisos colmena, que en el sector turístico tienen su equivalente en los hoteles cápsula, ha renovado el interés por conocer cuáles son verdaderamente los tipos de habitaciones de un hotel, según la legislación vigente. Y en este aspecto, la respuesta es muy compleja, pues se trata de una competencia transferida a las comunidades autónomas y cada una tiene normativa diferente.

Tomemos como referencia a Catalunya, que aborda los diferentes tipos de habitación de un hotel en el Decreto 159/2012, y según el tamaño y la distribución del espacio habla de:

  • Suite: habitación doble con baño y salón de 12 m2 de superficie mínima
  • Junior suite: habitación doble con baño y salón de 8 m2 de superficie mínima
  • Gran suite: dos o más habitaciones dobles con sus correspondientes baños y un salón en común. La gran suite debe ser comercializada en todo su conjunto.

En cambio, atendiendo a la capacidad de huéspedes, también habla de individuales, dobles y cuádruples, con otro rango de tamaños mínimos según la categoría:

  • Individuales: desde 6 m2 útiles en un hotel de 1 estrella y desde 10 m2 en otro de 5 estrellas
  • Dobles: desde 11 m2 en 1 estrella y desde 16,5 m2 en 5 estrellas
  • Cuádruples: desde 17,5 m2 en 1 estrella y desde 25 m2 en 5 estrellas

Mención especial merecen las habitaciones adaptadas, dirigidas a personas con movilidad reducida. Según otro ejemplo, en este caso la ley 1/1999 de la Comunidad de Madrid, debe haber una cada 50 habitaciones, con excepción de aquellos establecimientos que tienen menos de 20 habitaciones.

Clasificación habitual de las habitaciones

No obstante, si un viajero se pone a buscar alojamiento, encontrará otros tipos de habitaciones de hotel, pues cada establecimiento utiliza una denominación más o menos comercial para nombrarlas. Las más habituales son las siguientes, y su criterio se basa en el número de huéspedes o en el nivel de confort:

  • Habitaciones matrimoniales: en referencia a las habitaciones dobles donde las dos plazas para dormir se sitúan en una cama matrimonial, para diferenciarlas de las dobles con dos camas separadas
  • Habitaciones familiares: se diferencian de las demás por ser espaciosas y admitir la posibilidad de camas supletorias, incluidas camas individuales pequeñas para niños
  • Habitaciones compartidas: son las que suelen ofrecer los hostel, en los cuales se da la posibilidad de dormir en estancias con personas que no se conocen previamente. A menudo, las camas están dispuestas en literas. Su público objetivo suele el más joven y ofrecen aforo desde 4 personas a más de 10
  • Suite principal: la más lujosa del complejo hotelero, con más espacio y servicios que el resto

Por supuesto, de los tipos de habitación de un hotel y de otras clasificaciones para servicios hoteleros hablamos ampliamente en el Grado en Turismo y en el Ciclo Formativo Superior de Gestión de Alojamientos Turísticos, impartidos en EU Mediterrani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *